17/5/13

Un paquete que me alegró el día y un sello que se hizo esperar.



Partiendo del hecho que todos los días son preciosos, alguna vez, durante las 24 horas que tiene ese día puede suceder que en un momento dado de un minuto determinado, o dos o tres, tengas un leve brote de melancolía (suele pasar cuando cumples años, almenos algunas veces a mí me ha pasado) y justo eso fue lo que me sucedía cuando Mr.T entraba contento por la puerta anunciando que me había llegado un paquete desde USA.
¿Un paquete para mí desde USA? justo cuando pensaba en ayyyyy esssssto,ayyyyyy aquello....y tonterías varias.
Un paquete que no esperaba.Ya se sabe que las cosas buenas que no esperas hacen que el corazón de saltitos alegres.Y ahí estaba mi corazón, salta que te salta de la emoción.
Adiós melancolía, adiós lagrimillas a punto de caer que no cayeron.Todo adquirió un brillo especial y cuando por fin abrí el paquete mi corazón decidió hacer el sprint más largo de la historia.
¡Qué belleza de paquete!¡Cuánto cariño, cuánto detalle!





Cada cosa envuelta individualemente, cajas hechas a mano, troqueles de corazones, mariposas, estrellas y elefantes (que a mí también me gustan los elefantes) salpicando todos los regalos.
Papel rosa tornasolado, confieso que el rosa sigue siendo uno de mis colores preferidos,  y bien lo sabe quien mandó el paquete.
Pasé muchísimo rato abriendo cada caja, retirando el envoltorio....había tanto que descubrir que todas las preocupaciones de ese día se fueron derechitas a la nada y ahí se quedaron.
La emoción no era por los regalos en sí, si no por pensar en todo el mimo y cariño que habían puesto en ese paquete.Cada  regalo estaba escogido según mis gustos y los habían ido comprando poco a poco ( lo sé porque Laura me lo contó.Que iban a comprar y veían un sello de corazón, pues a la caja de Aja.Sí, que tenían una caja donde durante meses fueron poniendo las cosas que me iban comprando o haciendo.Y yo sin saber nada).




Un mini álbum de scrap hecho por mi sobrinilla.¡Qué mono!






Y entre todos los regalos encontré, bien envueltos, unos bloques para carvar.
Yo sólo había hecho sellos carvando en goma o recortando foam, sellos que después usaba para estampar en los cuadernos que hago, los albumes de scrapbooking, en etiquetas etc.Y sellos que regalo.
Y ahí estaban, bloques bien grandes para carvar sellos bien grandes.Y entonces las dudas: ¿y qué hago?, ¿y si estropeo el bloque?
Al final en Semana Santa buscando relajarme y desconectar de todo cogí uno de los bloques (el más pequeño por si no me salía bien) y me puse a ello.





El sellito se hizo esperar, pero me distraje muchísimo.
Pues ya ves Laura, por fin me atreví a usar uno de tus bloques.
Y vosotros, ¿también carváis sellos?
Es divertido y estampar con un sello creado por tus propias manitas es todo un gusto.
Si no sabes cómo carvar un sello y lo que necesitas para hacerlo, te recomiendo el vídeo de Geninne (gracias a este vídeo descubrí que se podían hacer sellos con gomas de borrar y empecé a hacer  mis sellitos), los tutoriales de Isthar (muy completos y muy bien explicados, en inglés y español) y para los que hacéis Art Journaling o Mixed Media Art, os recomiendo los tutoriales de Milliande (veréis cómo carva los sellos, los diferentes materiales que se pueden usar y cómo los utiliza en sus obras y journals).

Y ahora, ¿qué carvo en el otro bloque?




1 comentario:

  1. Pues claro que tienes que hacer el otro sello...cuando te sientas enamorada del sello que quieres.te quedara tan superprecioso como este o mejor.es lo mas...un paquete lleno de cariño para descubrir,creo que hay pocas cosas ke se disfruten mas.tendria que haber una ley en la que se dispusiera mandar un paquete de amor a cada ciudadano...estan los reyes magos o papa noel pero esto es mucho mejor,es como recoger gotas de lluvia-cariño durante diasss y luego bebertelas sedienta poco a poco.gracias por compartirlo

    ResponderEliminar