23/4/13

Aficiones y flores


Este de fin de semana me dediqué a la jardinería que aunque no es lo mío, sobre todo cavar,  es muy agradecido, alegra la vista ver como pasa de ser un trozo de tierra a un trozo de tierra con flores.
En casa nos criamos con unos padres que disfrutaban hablando de flores, teníamos la terraza más bonita del barrio y un minihuerto.
Nos enseñaron los nombres de las flores y de los árboles que teníamos alrededor, todos nosotros aún viviendo en piso tenemos nuestro rinconcito de plantas y cuando hablamos siempre acabamos con el ''oye, como tienes tus...".
Mi madre cuando visitaba a sus hermanas intercambiaba esquejes o semillas, y la tradición sigue, para mi sorpresa cuando llegué una de las primeras cartas que llegaron traía semillas, me enviaron un trocito de jardín.
Y no soy la única, el domingo pasé un momento por casa de una amiga con un jardín precioso y llenó mi maletero con plantas y esquejes, lavanda, salvia, suculentas, bulbos y una gardenia, estoy emocionada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario